domingo, 9 de mayo de 2010

Los afroperuanos y la discriminación "entretenida"



Hace unas semanas, en el Perú se abrió un debate sobre el racismo y la discriminación en los medios de comunicación, con el cuestionamiento a un personaje de un programa cómico que caracteriza a un afroperuano.

El personaje llamado "Negro mama" expone los estereotipos presentes en la sociedad peruana respecto a la comunidad afroperuana (en el video, entre rejas). Este personaje es ladrón y juega mucho con un dicho popular (racista, por cierto) que "los negros sólo piensan hasta las 12 del día", ya que una de sus frases más celebradas por sus seguidores es: "Seré negrito pero tengo mi cerebrito".

El Centro de Estudios y Promoción Afroperuanos Lundú denunció este hecho y solicitó el retiro de este personaje por denigrar la imagen de la población afroperuana. Sin embargo, Jorge Benavides, el actor que lo caracteriza, se defiende argumentando que "el negro mama" es un personaje que busca entretener sin dañar a nadie. Su casa televisora ha difundido un reportaje que señala cómo "este negrito lo único que roba es el corazón de los peruanos".

Muchas han sido las voces que se han alzado frente a esta polémica. Lo positivo: Ahora se discute sobre la responsabilidad de los medios de comunicación respecto a la afirmación de estereotipos o imágenes que atentan contra la dignidad humana. Lo negativo: La intolerancia ligada a la violencia verbal y la no aceptación de que en el Perú seguimos arrastrando taras coloniales sobre castas y clases, por el color de la piel. En los comentarios de los principales diarios electrónicos del país se advierten frases racistas, que so pretexto de defender a un personaje televisivo ofenden a la comunidad afroperuana, tratándola de "acomplejada" o "ignorante por no distinguir entre la realidad y la ficción".

En un informe presentado por Lundu se señala que en el último semestre del año 2009 se registraron 203 noticias racistas referidas a la población afrodescendiente. Frente a ello, organizaciones de derechos humanos han planteado poner en la agenda nacional la discusión sobre la responsabilidad de los medios de comunicación respecto a la difusión de imágenes y estereotipos racistas que atentan contra los derechos y la dignidad de las personas.

"Esto sólo pasa en el tercer mundo", me dijo una señora europea que vive hace años en Perú. Sin embargo, recordé el caso del jugador Samuel Etoo en España y la publicidad que se difundió para frenar el racismo en los estadios de fútbol.

Por tanto, el racismo y la discriminación no sólo está en los medios de comunicación ni es sólo del "tercer mundo". Es de un mundo donde las personas no toleran las diferencias, donde hay quienes buscan afirmarse denigrando a otros, donde la historia es sólo escrita desde una sola visión, perdiendo la riqueza de otras miradas y otras voces. Un mundo donde la relación es unidireccional y no dialógica, donde se evita el interapredizaje a partir de las diferencias.

1 comentario:

Montse Santolino dijo...

A mi lo único que me gusta de ese personaje es su frase "soy un choro monse"!!!! hay que ser monse!!!! Un gran tema el de reirse de los otr@s...